sábado, 7 de octubre de 2017

Cap. 24: El acosador

Al día siguiente, no me pude salvar de ir al dentista. Thunder y Shadow me llevaron en una jaula al centro odontológico. Pero reconozco que no estuvo tan mal. El dentista no me escarbó la boca como creía que iba a pasar, solo me la revisó. Únicamente encontró unas pocas caries, pero nada grave. Como dijo Jonibun, al final de la sesión, me dieron una paletita. ^^
Tails: *entrando a la Revenge Tower, junto con Thunder y Shadow, con la paletita en la mano* No sé porque tenía tanto miedo. La verdad es que ese dentista me cayó simpático.
Shadow: Tú eres peor que una pu** barata. Apenas te dan algo, panquequeas.
(Nota: Panquequear= Cambiar de opinión fácilmente.)
Thunder: *le pega un zape* Shadow, no compares a nuestro hermanito con el caballo de polo.
Shadow: ¿Qué caballo de polo?
Thunder: Pues Fiona.
Shadow: ¿Por qué le dices “caballo de polo”?
Thunder: Porque tiene la cola recogida. XD
Tails: ¡Ay, Thunder! ¡Qué mala! XD
Shadow: Yo a Fiona la llamaría “reloj de arena”, porque la dan vuelta cada 15 minutos.
Thunder: XDDDDDDDDDDDDDDDD ¿Ves que cuando quieres, puedes, Shady?
Jonibun: *sentada en un sillón y con su celular en la mano* Perdón, pero me parece que lo que están haciendo es muy feo. ¿No les parece horrible decir esas cosas de esa chica?
Shadow: ¡Cállate, Bolt! Tú no conoces a Fiona como nosotros. Es una falsa de mier**.
Jonibun: Pero es feo hablar mal de las personas a sus espaldas.
Tails: ¿Y tú crees que Fiona no lo hace? Seguramente se burlaba de nosotros con Scourge cuando salían a escondidas.
Jonibun: Sí que cambiaste, Tails. Pasaste de amar a Fiona a odiarla con todo el corazón.
Tails: ¿Cómo no odiarla después de lo que me hizo?
Jonibun: Lo que pasa, Tails, es que amaste a la persona equivocada. Tú mereces a alguien que mire en tus ojos y vea esa bella alma que se encuentra en ese cuerpecito de renacuajo.
Tails: ¡Oye! >:(
Jonibun: XD Era broma. Bueno, lo del cuerpecito de renacuajo. Lo otro lo dije con toda sinceridad. *recibe un mensaje en su celular* A ver. *abre el mensaje*
Mensaje: “Hola, hermosa. Es un día muy lindo. ¿Por qué no nos encontramos en el parque? Prometo que llevaré regalitos. Besitos. ;)”
Jonibun: (¡Ush! ¡Otra vez él! Pero ya verá.) *empieza a escribir*
Mensaje de Jonibun: “Deja de jo**r. Ya te dije que no me interesas. ¿Acaso no te entra en tu pu** cabeza?”
Jonibun: *envía el mensaje* (Mejor bloqueo su número.) *bloquea el número que le mandó el mensaje*
Thunder: ¿Quién era?
Jonibun: Era mi primo.
Shadow: No te veías muy feliz. ¿Pasa algo?
Jonibun: Nada. A veces mi primo se pone pesado.
No sabía porque, pero algo dentro de mí me decía que ese mensaje no era de Ashura. Jonibun lucía molesta al ver ese mensaje. El resto del día transcurrió muy tranquilo. No hubo ninguna emergencia, por lo cual estuvimos todo el día haciendo tonterías. Al día siguiente, Thunder fue al supermercado, Sonic y Shadow se fueron a correr carreras, y Zack tenía una cita con su novia (¡Suertudo!). Yo estaba en mi laboratorio trabajando en un nuevo invento, Fangs estaba ayudándome y Jonibun estaba en su cuarto.
Jonibun: *tocando “La leyenda del hada y el mago” con su guitarra*
♫Y en su castillo pasaba
las noches el mago
buscando el poder
que devolviera a su hada
su amor, su mirada
tan dulce de ayer♫

♫Y no paró desde entonces
buscando la forma
de recuperar
a la mujer que aquel día
en medio del bosque
por fin pudo amar♫

♫Hoy sabe que es el amor
y que tendrá
fuerzas para soportar
aquel conjuro♫

♫Sabe que un día verá
su dulce hada llegar
y para siempre con él
se quedará♫

♫¡Oh oh oh oh ouuuuu!♫
*toca los últimos acordes*
¡KYA!
*suena el timbre* Ya voy. *sale de su cuarto, baja las escaleras, va hacia la entrada y abre la puerta* No hay nadie. Seguramente fue una broma. *ve un ramo de rosas en el suelo* ¿Y eso? *levanta las rosas y cierra la puerta* Deben ser para Thunder. Se las debió enviar Scream. *mira la tarjeta que venía con las flores*
Tarjeta: “¿Preciosa, por qué bloqueaste mi número ayer? No me gusta que me ninguneen así. Igualmente, te perdono. Te espero esta noche en el restaurante “Dulces sensaciones” a las 20:30. No me falles.”
Jonibun: (¡Mier**! Ahora sabe donde vivo. ¿Qué hago?)
Tails: *bajando las escaleras* ¿Jonibun, quién era?
Jonibun: *rápidamente, esconde las rosas y la tarjeta detrás de ella* Nadie.
Tails: ¿Qué tienes tras tu espalda?
Jonibun: La puerta.
Tails: Además de la puerta. ¿Qué tienes en las manos?
Jonibun: Dedos.
Tails: ¿Y en los dedos?
Jonibun: Uñas.
Tails: ¿Y en las uñas, mugre?
Jonibun: No, porque me las corté.
Tails: Pareces nerviosa. ¿Pasa algo?
Jonibun: No nada. Debo irme. Con permiso. *va a su cuarto, sin darme la espalda*
Fueron pasando los días y, la verdad, notaba cada vez más nerviosa a Jonibun. A veces sonaba el timbre y atendía ella, decía que no era nadie y ocultaba cosas tras su espalda. Cada vez que alguien le sugería salir, ella se negaba, y creo que no dormía bien. Nosotros le preguntábamos que le pasaba, pero decía que no era nada. Esto ya nos estaba preocupando.
Sonic: *sentado en uno de los sillones* ¿Qué estará pasando con Jonibun? Cada vez está peor. No me gusta verla así.
Zack: *sentado en otro de los sillones* Ni siquiera yo sé porque actúa así y eso que la conozco de toda la vida.
Shadow: *sentado en el sofá y leyendo un libro* Tranquilos, Thunder sabrá sacarle lo que le pasa, si es que las charlas de chicas sirven de algo.
Tails: Confiemos en nuestra hermana, Shad. Por algo es nuestra líder.
Mientras, en el cuarto de Jonibun,…
Jonibun: *sentada en la cama* No sabes lo que me asusté ese día. ¿Qué tal si ahora contamos anécdotas vergonzosas?
Thunder: *sentada en la cama ella también* Me parece bien. Yo primero. Pasó cuando tenía 8 años. Mis amigos y yo, junto con otras personas, fuimos al río para relajarnos. Estábamos sentados lo más tranquilos en nuestras reposeras a la orilla, cuando,…
(Inicio de Flashback)
Thunder: ¡Qué relajante es esto! Fue buena idea venir.

Sally: Es gratificante salir un poco para variar.

Tails: *veo un pitbull enorme* ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Thunder: *como estaba distraída, el grito la toma por sorpresa, lo que la hace desestabilizarse* ¡WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! *cae al río XD*
Todos (menos mis amigos): XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
(Fin de Flashback)
Thunder: Fue un verdadero quemo. No pude salir en una semana. Ahora te toca a ti.
(Nota: Quemo= Papelón, bochorno.)
Jonibun: Bueno, mi madre tiene unos tacos muy altos y yo le pregunté si me los podía probar. Ella me dijo que sí, pero,…
(Inicio de Flashback)
Jonibun: *apenas se pone los tacos, se cae y estos se rompen (el taco se salió del zapato)* *se sienta y se quita los zapatos* ¡Ay, no! *rápidamente, guarda los zapatos donde estaban y se pone sus botas*
Emerald: *entra al cuarto* ¿Y? ¿Qué tal te quedan mis zapatos?
Jonibun: Cambié de opinión. No quiero probármelos. ¿Vamos a hacer galletas?
Emerald: Está bien.
(Fin de Flashback)
Jonibun: Nunca le dije a mi mamá, pero cada vez que hablamos y dice la palabra “tacos”, yo me desespero mucho. Prométeme que no le dirás a nadie.
Thunder: Lo prometo. Eres como la hermana que tuve en el Ark y que el ejército GUN me arrebató. Puedes confiar en mí.
Jonibun: Gracias, Thund.
Thunder: ¿Hay algo que te ha puesto nerviosa últimamente?
Jonibun: ¿Vas a empezar con eso de nuevo?
Thunder: Quiero ayudarte. No me gusta saber que tienes un problema y no resolverlo. Por favor, Jonibun. ¿Acaso no confías en mí? *pone ojos de cachorrito triste*
Jonibun: Está bien. Te lo diré. Hace tiempo, una amiga mía de Demon Hills hizo una fiesta. En esa fiesta, conocí a un chico de la edad de Tails. Bailamos, charlamos y nos hicimos amigos en Facebook. Al principio, me caía bien, pero después ha empezado a decir que yo soy su novia e insiste en invitarme a salir. Lo bloqueé en Facebook, pero empezó a mandarme mensajes a mi celular. Y ahora que bloqueé su número, me manda regalos y tarjetas. Tengo miedo hasta de salir.
Tails: *entro, con un osito de peluche y una tarjeta* Llegó esto. Creo que es para ti, Jonibun. ¿Por qué no nos dijiste que alguien te estaba acosando?
Jonibun: Porque creía que podía resolverlo sola. Fui una tonta.
Thunder: *lee en silencio la tarjeta* Tengo un plan. Ese maldito no volverá a molestarte, Joni.
Jonibun: ¿Me ayudarás?
Thunder: *se levanta de la cama* Dije que lo haría.
Tails: Yo también te ayudaré, Jonibun. Le demostraré a ese acosador de lo que soy capaz.
Jonibun: Gracias. *se levanta de la cama y nos abraza* Son los mejores amigos que una chica podría tener. ^^

Thunder y Tails: De nada. :3

miércoles, 23 de agosto de 2017

Cap. 23: A cualquier lado, menos al dentista

Al día siguiente, después de que Thunder me enseñara como hacerme invisible, me puse a practicar con mi nueva espada. Zack se ofreció a entrenar conmigo, lo cual terminé agradeciéndoselo. El ratón es muy rápido con su hacha y me resultaba algo difícil esquivar sus ataques, pero mi espada me ayudaba mucho en el combate. Los dos íbamos muy parejos, pero en un momento, Zack mandó a volar a Heaven Redemption.
Zack: Parece que gano yo.
Tails: Sí, por ahora.
Zack: Tú también lo hiciste bien. No sabía que fueses tan bueno con la espada.
Tails: Mi padre es un gran espadachín. Creo que es hereditario. *voy a recoger mi espada*
Zack: Bueno, iré a leer algo. Si quieres la revancha, la haremos cuando quieras. *se va*
A la hora del almuerzo, nos sentamos fuera de la Revenge Tower. El día estaba tan bonito que decidimos comer un asadito afuera. Pero adivinen quien cocinó.
Shadow: *sirviendo el asado* Espero que les guste.
Sonic: *intenta cortar su asado, pero la carne estaba tan dura que se le rompe el cuchillo XD* ¿Shadow, estás seguro de que esto es carne? Está muy dura.
Thunder: *intenta cortar su asado con un serrucho, pero el serrucho se rompe XD* Más que carne es una piedra.
Tails: *intento romper la carne con un martillo y un cincel, pero la carne no se rompe* ¡Rayos!
Jonibun: *intenta cortar la carne con una sierra eléctrica, pero esta se rompe XD* Shadow, enserio, aprende a cocinar.
Shadow: Hice lo mejor que pude.
Zack: Shadow, en la vida no basta la buena voluntad. Son necesarios los conocimientos. *come un poco de su ensalada*
Shadow: *en el rincón emo* Nadie valora mi esfuerzo. T^T
Thunder: Tenemos que ser comprensivos con Shadow. Él quiso tener un buen gesto.
Sonic: Que se haga cirugía. ¿No?
Shadow: ¿QUÉ? D:<
Thunder: Bueno, ¿alguien quiere un Hot Dog?
Jonibun, Sonic, Shadow y Tails: ¡Yo!
Thunder: Ok, iré a hacerlos. *se va*
Después,…
Sonic: *con un Chili Dog a medio comer en la mano* Definitivamente, este es mi tipo de carne. *le da otra mordida*
Tails: Están tan ricos que me hacen olvidar la metida de pata de Shadow.
Shadow: Y dale. ¿Este es el día de “Háganle Bullying a Shadow”?
Thunder: Ya basta, ustedes dos. Estamos almorzando en paz y quiero que sigamos en paz. Y ahora que me acuerdo, Tails, hoy tienes cita con el dentista.
Tails: ¿Dentista? O_OU
Thunder: Sí, dentista. Así que termina de comer y yo te llevo.
Tails: *me paro sobre la silla y levanto el puño* ¡Nunca me llevarás con vida! ¡Nunca! *me voy volando, pero vuelvo y vuelvo a pararme sobre la silla* *levantando el puño* ¡Nunca! *me vuelvo a ir volando*
Thunder: Eso ya lo veremos. *se pinta dos líneas en cada mejilla con un marcador* ¡Que comience la cacería!
Después,…
Tails: *escondido bajo la cama* No iré al dentista ni loco. Y nadie va a obligarme.
Thunder: *a mi lado* Yo soy tu hermana y harás lo que te diga.
Tails: ¡AAAAAAAAAAAAH! *salgo corriendo*
Luego,…
Tails: *escondido en el armario* No salgo. Dentista me come. No salgo. Dentista me come.
Thunder: *me saca del armario, agarrándome del brazo* Ahora sí irás al dentista.
Tails: Antes muerto. *le muerdo la mano*
Thunder: ¡AAAAAAAAAAAAH! ¡LA PU** MADRE! *me suelta*
Tails: *salgo corriendo*
Después,…
Sonic, Tails, sal de donde estés. Thunder ya se fue.
Tails: *abriendo la puerta de la alacena y asomándome* ¿Seguro?

Sonic: Sí. Ven. Vamos por un helado.
Tails: *salgo de la alacena* Está bien. *salgo de la cocina con Sonic*
Shadow: *escondido detrás del sillón* ¡Ahora! *Thunder y él se me tiran encima y me agarran*
Tails: *intentando zafarme y pataleando* ¡Suéltenme! ¡Déjenme! 
Thunder: ¡Buen trabajo, Sonic!
Tails: ¿Sonic, cómo pudiste?
Sonic: Lo siento, Tails. Negocios son negocios.
Thunder: Por cierto, Sonic, esto es tuyo. *hace aparecer un plato con Chili Dogs en las manos de Sonic*
Sonic: ¡Hola, preciosos! *se lame los labios*

Tails: ¿Me cambiaste por un plato de Chili Dogs?
Sonic: *llorando* Lo sé. Soy una vergüenza. Ella conoce mi mayor debilidad: que soy muy débil. ¡BUAAAAAAAA!
Shadow: Ahora sí, Tails, ¡al dentista!
Tails: ¿Y si no quiero?
Después,…
Thunder: Me alegra que al fin nos estemos entendiendo. ^^
Tails: *amarrado y en el hombro de Shadow* ¿Entendiendo? Me quieres llevar al dentista a la fuerza.
Shadow: Lo hace por tu bien. Entiéndelo.
Tails: ¡Nunca! *intento zafarme*
Shadow: ¿Thunder, pongo a Tails en el maletero o en el asiento trasero?
Thunder: *en el auto, en el asiento del conductor* ¿Cómo se te puede ocurrir ponerlo en el maletero?
Shadow: Era un chiste, niña. *me pone en el asiento trasero del auto y se sube el también*
En la sala de espera del centro odontológico,…
Thunder: *jugando a pegarle a Scourge con su celular, sentada en una silla* ¡Toma esto, bobo!
Tails: *sentado en una silla al lado de Thunder, aún amarrado* Esto es cruel y lo saben.
Shadow: ¿Piensas que esto a mí me causa placer?
Tails: Sí. ¬_¬U
Shadow: Tienes razón. >:D
Tails: ¿Por qué eres tan malo?
Shadow: ¿Y tú por qué le tienes miedo al dentista?
Tails: Porque te escarba la boca con sus aparatos.
Thunder: Lo hace para que tu boca esté saludable.
Tails: Pero duele.
Shadow: ¡Mariquita!
Tails: ¿Me podrían desatar para ir al baño?
Thunder: Está bien. Shadow, acompáñalo.
Shadow: *me carga en su hombro,  entramos al baño y me deja en el suelo* Estaré esperándote aquí, así que ni intentes escapar. *me desata*
Tails: * me levanto* ¡Toma! *le doy una patada en los bajos XD*
Shadow: ¡AU! *cae al suelo*
Tails: *salto por la ventana*
Shadow: ¡Hijo de…
No saben lo que me asusta ir al dentista. No quiero que me escarbe la boca. Me fui volando hacia el parque y, ¡Oh, sorpresa!, ahí estaban Jonibun y Zack.
Jonibun: ¿Tails, no estabas en el dentista?
Tails: Sí, pero me escapé.
Zack: ¡Ah, no! Tú te vas al dentista. *me agarra del brazo y comienza a llevarme*
Tails: ¡No quiero! *le doy una patada en los bajos XD*
Zack: ¡AU! *me suelta y cae al suelo* ¡Hijo de tu…
Jonibun: Espera, Zack. Déjame hablar con él.
Zack: Está bien. Pero si se pone difícil, silba y yo le pego en la cabeza con mi hacha.
Jonibun: *mirando para todos lados* ¿Dónde se metió? *ve un arbusto que se mueve* ¡Piedra libre para Tails que se escondió en el arbusto!
Tails: ¡Mier**!
Jonibun: Tails, sal de ahí. Solo quiero hablar contigo.
Tails: *asomándome por el arbusto* ¿No me vas a llevar al dentista?
Jonibun: No.
Tails: Está bien. *salgo del arbusto y me acerco a ella* ¿De qué quieres hablar?
Jonibun: Quiero saber porque no quieres ir al dentista.
Tails: *con voz de niño chiquito* Porque el dentista es malo. Te escarba la boca con sus herramientas y te arranca los dientes. Duele mucho.
Jonibun: Tails, tú eres un héroe. ¿No?
Tails: Sí.
Jonibun: Y cuando luchas, te lastimas. ¿No?
Tails: Sí.
Jonibun: Y eso duele. ¿No?
Tails: Sí.
Jonibun: ¿Y tú no le tienes miedo a lastimarte. ¿No?
Tails: No.
Jonibun: Ir al dentista es más o menos lo mismo, pero a diferencia de luchar contra villanos, no arriesgas tu vida. Además, al final de la sesión, te dan una paletita. ^^
Tails: Ahora que lo dices, creo que se me pasó un poco el miedo.
Jonibun: ¿Entonces, vas a ir al dentista?
Tails: Si me compras un helado, puede que sí.
Después,…
Tails: *me termino mi helado*
Jonibun: ¿Ahora  podemos ir al dentista?
Tails: ¿Paseamos en bote primero?
Jonibun: Pero…
Tails: *bajo las orejas, pongo ojos de cachorrito triste y hago pucherito*
Jonibun: ¡Owww! Está bien.
Luego,…
Jonibun: *en un bote conmigo y remando* ¿Ahora sí vamos al dentista?
Tails: *remando* Siempre y cuando vayamos a jugar videojuegos primero.
Jonibun: Pero…
Tails: *bajo las orejas, pongo ojos de cachorrito triste y hago pucherito*
Jonibun: *suspira* Está bien.
Más tarde, en un salón de videojuegos,…
Tails: *pierdo en “Super Smash Bros”* ¡Cara**!
Jonibun: ¿Ahora sí vamos?
Tails: Cuando gane.
Jonibun: ¡BASTA YA! *saca un mazo enrome y me golpea con él en la cabeza, dejándome K.O (puede ser tierna, pero tiene su carácter)* ¡Ups! Creo que me pasé. Bien, no importa. *me carga en brazos* ¡Se ve tan lindo dormido! ¡Chaos Control! *desaparece*
Y después,…
Tails: *despierto* ¡Ay, mi cabeza! Siento como si me hubiera golpeado un boxeador. *me doy cuenta de que estoy dentro de una jaula* *me levanto, voy hacia los barrotes y me agarro de ellos* ¡GUARDIA!
Thunder: *sentada en una silla junto a la jaula, con los brazos cruzados* Lo lamento, Tails, pero nos obligaste a hacerlo por las malas.
Tails: No tienes derecho a hacer esto.
Thunder: Tal vez no, pero lo hago por tu bien.
Dentista: *sale del consultorio* ¡Thunder, Tails, qué hacen aquí?
Thunder: Hoy Tails tiene turno con usted. ¿Lo recuerda?
Dentista: Claro que lo recuerdo, pero el turno es para mañana.
Thunder: ¿Para mañana?
Dentista: Sí, para mañana.
Thunder: ¡Oh! *caída estilo manga XD*
Tails y Shadow: ¡Ay, hermanita!

miércoles, 21 de junio de 2017

Cap. 22: La espada Heaven Redemption. Parte 3

Como ustedes vieron en el capítulo anterior, Sonic se convirtió en un Werehog y yo tenía que derrotarlo. Yo intenté atacarlo con mis colas, pero él bloqueó el ataque con su enorme antebrazo. Enredé mis colas en su antebrazo y comencé a jalar. Lógicamente, como Sonic era más grande y robusto que yo, era más fuerte, así que podía resistir sin problemas. Sonic me jaló hacia él y yo aproveché ese momento para lanzarle una bola de fuego en la cara. Él chilló como un perrito herido. Me dio tanta ternura que hasta tenía ganas de abrazarlo y decirle “Ya, ya, ternurita. Ya pasó.”. Pero tenía que vencerlo para llegar a Heaven Redemption. El Werehog estaba tan molesto que ferozmente intentó herirme con sus garras una y otra vez estirando los brazos. Por suerte, logré protegerme con un escudo mágico. Después de un rato, Sonic dejó de arañar mi escudo e intentó romperlo con un puñetazo. Yo deshice el escudo antes de que el puño de Sonic lo llegase a tocar, esquivé el golpe y rodé por su brazo usando el Spin Dash para luego golpearlo en la cara.
Sonic: *cae al suelo al recibir el golpe, chillando como cachorro herido* *se levanta* GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. D:<
Tails: *con voz de niño chiquito* ¿Qué pasó? ¿A perrito no le gustó golpecito?
Sonic: GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. *corre hacia mí e intenta tirárseme encima, pero yo lo esquivo volando* RRRRRRRRRRRRRRRRRR. *estira su enorme brazo, intentando arañarme*
Tails: *lo esquivo, pero sus garras me rozan el brazo, dejándome un raspón* ¡Cara**! *doy media vuelta y vuelo hacia Sonic, intentando darle un puñetazo*
Sonic: *me esquiva, provocando que yo pase de largo* Prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr. :P
Tails: ¿Ah, sí? *intento atacarlo con un Spin Dash, pero Sonic me da un puñetazo, mandándome a volar; me caza al vuelo estirando su brazo y me estrella contra el suelo* *viendo estrellitas* @~@ ¿Alguien anotó las placas?
Sonic: *me agarra de las colas, me trae hacia él, pone mis colas en su hocico y comienza a sacudir su cabeza de lado a lado rápidamente* RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.
Tails: ¡Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Sonic me arrojó al aire y yo volé lejos de él para tomar impulso y volar hacia él para intentar darle un puñetazo. Sonic intentó arañarme de nuevo, pero yo esquivé el zarpazo y le lancé una bola de fuego. Sonic, de nuevo, chilló como cachorro herido. Le di una patada en el estómago y lo golpeé con un Spin Dash en la cara, haciéndolo caer al suelo.
Supremacy: ¡Bien, Tails!
Sonic: *se levanta* GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. *corre hacia mí en cuatro patas*
Tails: *vuelo hacia él y aterrizo en su espalda, montándolo como si fuera un caballo* ¡Arre, caballito!
Sonic: *salta y se sacude, intentando quitarme de encima* RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.
Tails: ¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! >w<
Sonic: *se deja caer de costado*
Tails: ¡AU!
Sonic: *se levanta (en cuatro patas), me agarra de las colas, mordiéndome; y sacude su cabeza de lado a lado* RRRRRRRRRRR.
Tails: ¡Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Sonic me lanzó y yo volé lejos de él. Intenté atacarlo con un Spin Dash, pero él me esquivó saltando. Luego, corrí hacia él intentando atacarlo con mis colas, pero el Werehog me esquivó y me dio un puñetazo, mandándome a volar.
Tails: *choco contra la pared* ¡Ugh! (Es dura la bestia.)
Sonic: *aúlla*
Tails: ¡Toma esto! *comienzo a lanzarle bolas de fuego*
Sonic esquivaba mis bolas de fuego mientras corría en cuatro patas hacia mí. Se me tiró encima, pero yo me deslicé por debajo de él y le di una patada. El erizo lobo intentó golpearme con su brazo, pero yo lo esquivé volando y le lancé una bola de fuego. Él, por tercera vez, chilló como cachorro herido al recibir el impacto. Yo aproveché que estaba distraído para atacarlo con un Spin Dash.
Sonic: *choca contra la pared* RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.
Tails: ¿Te rindes o quieres más?
Sonic: *salta hacia mí e intenta atacarme con sus dos puños unidos, pero yo lo esquivo volando* RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.
Tails: *lo pateo en la cara* ¡Ríndete perrito! No quiero herirte.
Pero Sonic, rápidamente, me dio un puñetazo en la cara, estirando el brazo. Yo salí disparado, pero Sonic me agarro del tobillo al vuelo y me azotó contra el suelo.
Tails: *me levanto con dificultad* (¿Cómo haré para vencer a esta bestia?)
Supremacy: ¡Tails, el espejo! Usa el espejo.
Tails: Sí. *vuelo hacia Supremacy y tomo el espejo*
Sonic: RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. *corre hacia mí*
Tails: *lo esquivo volando* ¡Toma! *le pego con el espejo en la cabeza, rompiéndolo XD*
Supremacy: No me refería a eso, niño. -_-U
Sonic: RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. D:<
Tails: ¡Oh, oh!
Supremacy: *le pega con un periódico enrollado a Sonic XD* ¡Perro malo! ¡Perro malo!
Sonic: *gimotea como perrito triste y baja las orejas XD* :(
Supremacy: Eres nuestro amigo, Sonic; no nuestro enemigo. ¡ASÍ QUE VUELVE A LA NORMALIDAD DE INMEDIATO!
Sonic: *asiente con la cabeza y vuelve a la normalidad* ¡Au! ¡Mi cabeza! ¿Qué pasó?
Tails: ¡Sonic! *lo abrazo* Me alegra que hayas vuelto a ser tú.
Sonic. ¿De qué hablas?
Supremacy: Luego te explicamos, pero antes… *pone sus manos sobre nuestras cabezas, sus manos brillan y nuestras heridas desaparecen*
Sonic y Tails: Gracias, Supremacy.
???: *no se lo ve, pero se escucha su voz* ¡Felicidades! Han superado todas las pruebas. Creo que esto les pertenece.
De repente, un gran brillo nos encandiló. Nos protegimos los ojos con los brazos y, cuando el brillo cesó, ante nosotros estaba la espada que aparecía en mis visiones. Me acerqué a la espada y la tomé, y al hacerlo, sentí un enorme poder corriendo por mis venas.

Tails: ¡Increíble!
Sonic: ¿Ahora podemos irnos?
Supremacy: Ya conseguimos lo que queríamos, así que sí.
Volvimos a casa y, tomando una rica merienda, les contamos todo a los demás. Thunder y Jonibun se mataban de la risa cuando les conté que Supremacy trató a Sonic como a un perro. Siendo sincero, a mí también me dio risa.
Thunder: ¿Enserio hiciste eso, Supremacy?
Supremacy: Si.
Jonibun: ¡Qué gracioso! XD
Sonic: Si, claro. Ríanse del pobrecito Sonic. ¿No pueden agarrar de tarugo a alguien más? *infla las mejillas, haciendo pucherito*
Thunder: ¡Coshita! >w< *le pellizca las mejillas*
Sonic: ¡Au! ¡Suéltame!
Thunder: Eres adorable. >w<
Sonic: *sacudiendo los brazos como en las caricaturas XD* ¡Suéltame! ¡Suéltame! ¡Me lastimas!
Thunder: ¡Cómo digas, ternurita! *lo suelta*
Sonic: *sobándose las mejillas* ¡Duelen! T3T
Shadow: ¡Chillón! Los hombres no lloran.
Sonic: *se pone en posición de ataque canino* GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.
Shadow: ¿Qué haces?
Sonic: *ladra*
Shadow: ¡Erizo payaso!
Sonic: *le comienza a morder la pierna*
Shadow: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! *sacudiendo la pierna, intentando quitarse de encima a Sonic* ¡SUÉLTAME, SUÉLTAME!
Sonic: GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.
Thunder: *le pega con un periódico enrollado XD*¡Perro malo! ¡Perro malo!
Sonic: *gimotea como perrito triste y baja las orejas XD* :(
Jonibun: ¡Owwwwwwwwwwwwwwwwww! ¡Pobecito! *se acerca a Sonic y le acaricia la cabeza*
Sonic: *mueve la cola como un perro XD*
Jonibun: *saca un palito* ¿Ves esto, perrito?
Sonic: *jadea*
Jonibun: ¡Atrápalo! *lo lanza*
Sonic: *corre tras el palito, ladrando*
XD ¡Qué risa! Sonic siguió actuando como perro hasta que empezó “Brigada pedigrí” (uno de sus programas favoritos). En cuanto a mí, bueno, estoy entusiasmado con esto de la espada. Me muero por aprender a hacer técnicas avanzadas. Los villanos de verdad temblarán de miedo.

sábado, 20 de mayo de 2017

Cap. 21: La espada Heaven Redemption. Parte 2

Aunque, a decir verdad, entiendo a Sonic. Tenía un poco de miedo, pero me prometí a mí mismo que nunca más me dejaría llevar por el miedo. Supremacy y yo volábamos, y Sonic nos seguía a píe. Llegamos a una especie de cañón y no nos había pasado nada. Pero si hay algo que aprendí a lo largo de mi vida como héroe es a no bajar la guardia en territorio hostil.
Sonic: No sé porque me preocupaba tanto. Aquí no pasa nada. *un fantasma se lanza hacia él, intentando atacarlo con sus garras (era un tigre fantasma), pero Sonic lo esquiva*
Tails: *le lanzo una esfera de luz a ese fantasma, haciéndole mucho daño* ¿Tenías que abrir tu bocota, Sonic?
Supremacy: Siento la energía de la espada. Está en *señala una cueva a lo lejos* esa cueva. Hay más fantasmas adelante, pero debemos avanzar. Tails, tú cúbrenos la espalda.
Tails: ¡Cómo digas!
Comenzamos a avanzar velozmente mientras los fantasmas se lanzaban al ataque. Sonic y Supremacy los esquivaban, y yo contraatacaba a esos fantasmas con esferas de luz. Una de las formas de derrotar a un fantasma es con magia, por eso no podía golpearlos con mis puños.
Sonic: *corriendo hacia la cueva y esquivando a los fantasmas* Sigan así. Ya casi llegamos.
Supremacy: *volando y esquivando a los fantasmas hasta que uno la agarra del cuello* ¡Suéltame! *trata de zafarse*
Tails: ¡Suelta a mi madrina! *le lanzo una esfera de luz a ese fantasma, haciendo que se retuerza de dolor y suelte a Supremacy*
Supremacy: Gracias, ahijadito.
Tails: De nada. Sigamos avanzando. Nos falta muy poco.
Sonic: *esquiva a un fantasma saltando por encima de él* ¡Muy lento! *esquiva a otro fantasma, deslizándose por debajo de él* ¡Muy fácil! *esquiva a otro fantasma que intenta golpearlo y yo le lanzo una esfera de luz a ese fantasma, quitándoselo de encima* Gracias, Tails. *entra corriendo a la cueva*
Supremacy: ¡Allá voy! *desciende en picada hacia la cueva; esquiva a un par de fantasmas, haciéndolos chocar entre sí, y entra a la cueva*
Tails: *les lanzo esferas de luz a esos fantasmas* ¡Hasta la vista, baby! *entro rápidamente a la cueva*
Sonic: Al menos ya pasó el peligro.
Supremacy: *señalando algo* ¿Tú crees?
Supremacy estaba señalando a una especie de flor carnívora gigante. Detrás de esa palnta, había una puerta. Era obvio lo que teníamos que hacer.
Tails: Tenemos que derrotarla para seguir avanzando.
Sonic: No hay problema. *intenta atacar a la flor con un Spin Dash, pero una raíz sale del suelo y lo golpea, mandándolo a volar*
Supremacy: *vuela y lo atrapa antes de que se estrelle contra la pared de la cueva* ¿Estás bien?
Sonic: Si. Gracias por atraparme.
Supremacy: *una raíz la agarra del tobillo* *intentando zafarse* ¡Déjame, monstruo! *yo le lanzo una bola de fuego blanco a esa raíz, haciendo que suelte a Supremacy* *aterriza y deja a Sonic en el suelo* Gracias.
Más raíces emergieron del suelo y comenzaron a atacarnos. Supremacy las esquivaba y las hacía enredarse entre si, yo las quemaba con mi fuego blanco y Sonic las cortaba con su Spin Dash. Pero de nada servía eso. Cada vez que las dañábamos, esas pu**s raíces volvían a crecer.
Tails: *lanzándoles llamaradas a las raíces que intentan atraparme* No podemos seguir así por siempre. Debemos destruir la flor para parar esto.
Sonic: *corta unas cuantas raíces con su Spin Dash y aterriza detrás de mí, de espaldas* ¿Pero cómo lo haremos?
Tails: Dejámelo a mí. *me dirijo volando lo más rápido que puedo a la flor*
Sonic y Supremacy: ¡TAILS, NO!
Las raíces intentaban atraparme, pero yo las esquivaba con hábiles maniobras. Una raíz me atrapó y me acercaba a la flor, la cual había empezado a abrir sus enormes fauces para devorarme. ¡Perfecto!
Tails: Espero que te guste la comida picante. *le lanzo una gran bola de fuego a la boca abierta de la flor*
Al tragarse la bola de fuego, la flor explotó, mandándome a volar hasta que choqué contra una de las paredes de la cueva y caí al suelo. Todo quedó cubierto de savia, hasta Sonic, Supremacy y yo.
Sonic: *me ayuda a levantarme* ¡Bien pensado, Tails! Aunque casi haces que me dé un infarto.
Tails: Lo importante es que esa flor ca*ó fuego, literalmente. XD
(Nota: En Argentina, cuando se dice que una persona ca*ó fuego, significa que murió.)
Supremacy: Pero miren como quedamos. Permítanme. *hace un movimiento con su mano y los tres quedamos limpios*
Tails: Gracias. Ahora sigamos. *los tres caminamos hacia la puerta y esta se abre sola*
Lo que había del otro lado de esa puerta era un juego de ajedrez gigante. La siguiente puerta estaba detrás de las piezas blancas.
Tails: Creo que tenemos que ganarles a las piezas blancas para seguir. Sonic, tú ve con el caballo, y tú, Supremacy, ve con la torre al lado de Sonic. Yo montaré un alfil.
Los tres tomamos nuestros lugares, montados sobre las piezas negras. Las piezas blancas empezaron el juego cuando uno de sus peones se movió hacia adelante. A medida que pasaba el juego, nosotros íbamos derrotando tantas piezas como las blancas, aunque un par de veces estuve cerca de perder a Sonic y Supremacy.
Supremacy: ¿Y ahora qué hacemos, Tails?
Tails: Déjame pensar. *miro a la reina blanca y luego a Sonic* Tengo una idea. Sonic, haré que te muevas hacia adelante. La reina te atacará y eso me dejará libre para hacer jaque mate.
Sonic: Si, claro. Que Tails se lleve la gloria y que a Sonic lo parta un rayo.
Tails: ¡Chillón!
Le di la orden al caballo y este se movió hacia adelante. La reina blanca se movió hacia él y lo golpeó con fuerza, haciendo caer a Sonic.
Sonic: *cae de cabeza XD* ¡La pu** madre, Tails! Cuando salgamos de aquí, te voy a matar. *se levanta*
Tails: Allá voy. *el alfil en el que estoy montado se mueve hacia el rey blanco y lo ataca* ¡Jaque mate!
Supremacy: *baja de la torre* ¡Bien hecho!
Tails: *me bajo del alfil y voy hacia Sonic* Perdóname. Era la única forma.
Sonic: No te perdono. >:(
Tails: Después te compro un Chili Dog.
Sonic: Si te perdono. :D
Al igual que pasó con la puerta anterior, esta también se abrió sola. Al entrar, nos encontramos con una habitación llena de espejos.
Sonic: ¿Y ahora qué tenemos que hacer?
Tails: No lo sé.
Supremacy: Miren. *va hacia una gran piedra plana que se encontraba la lado de la siguiente puerta* Quizás lo que esté en esta piedra ayude. *leyendo la piedra*
“Los espejos muestran cosas
pero no todas son la realidad
el que muestre verdad y no apariencias
es el que de aquí los sacará”
Sonic: ¿Tenemos que buscar un espejo que muestre la verdad? No hay problema. Comencemos a buscar.
Algunos de esos espejos tenían marco de oro, otro tenían marco de plata o estaban adornados con piedras preciosas. Y todos nos mostraban cosas diferentes. En algunos, me veía rico y con un elegante traje de etiqueta; en otros, me veía con un imponente ejército a mi servicio; pero ninguno reflejaba la verdad. Seguimos buscando hasta que me encontré con un espejo que tenía un sencillo marco de madera. Ese espejo me reflejaba tal cual soy, pero con un par de alas blancas de ángel en mi espalda.
Tails: Sonic, Supremacy, ya lo encontré. *señalo el espejo* Es este.
Sonic: *mirando mi reflejo* Sin dudas es este.
Supremacy: Entonces, solo nos queda una prueba. Toma el espejo, Tails.
Yo tomé el espejo y caminé hacia la puerta junto a Sonic y Supremacy. Esta puerta también se abrió sola. Pero no había nada raro en la siguiente habitación. Todo parecía normal, hasta que…
Sonic: Chicos, me siento raro. *pone una mano en su cabeza* Siento que se me parte la cabeza. Todo me da vueltas Creo que… ¡AAAAAAAAH! *cae al suelo de rodillas, agarrándose la cabeza*
Tails y Supremacy: ¡Sonic!
Sonic siguió gritando de dolor mientras un humo lila lo rodeaba. Cuando el humo se disipó, nos encontramos con una criatura totalmente diferente. Era un Werehog enorme: tenía brazos muy largos, grandes garras y mucho pelo azul oscuro, y usaba calcetines desgastados y zapatos rojos con picos. Su mirada también era diferente a la del Sonic de siempre. Esa bestia reflejaba ferocidad en su mirada. Comenzaba a entender cuál era la última prueba. Tenía que vencer a mi mejor amigo.

Tails: *le doy el espejo a Supremacy* Yo me encargo de él. Tú ponte a salvo.
Supremacy: Ten cuidado. *se aleja lo más que puede de Sonic y de mí*
Tails: *me pongo en posición de combate* Muy bien, Sonic. Si quieres pelea, tendrás pelea.
El erizo lobo lanzó un aullido y ambos nos lanzamos al ataque. No será fácil ganarle, pero debo intentarlo.

sábado, 15 de abril de 2017

Cap. 20: La espada Heaven Redemption. Parte 1

Al día siguiente, después de pasar un agradable momento con mis padres, me puse a entrenar con Sonic afuera de la Revenge Tower. El día estaba tan bonito que no queríamos entrar. En la pelea me estaba yendo mejor de lo que pensaba, ya que Sonic y yo íbamos muy parejos.
Sonic: *hace una voltereta para evadir una patada contra el suelo* (Estuvo cerca. ¿Quién diría que Tails se volvería tan hábil?)
Tails: (Sonic es muy bueno. Me costará ganar esta pelea.) *ataco a Sonic con un Spin Dash*
Sonic: *me evade* ¡Fallaste, zorrito!
Tails: A ver como esquivas estas. *le lanzo bolas de fuego blanco*
Sonic: *las evade todas* ¡Pan comido! *corre hacia mí e intenta patearme*
Tails: *lo evado al mismo tiempo que intento darle un coletazo* ¡Toma esto!

Sonic: *me agarra de las colas y me lanza hacia un árbol* ¡Vamos, Tails! Sé que puedes hacerlo mejor que eso.
Tails: Gracias por la confianza, amigo. *vuelo hacia él e intento darle un puñetazo*
Sonic me volvió a evadir, me agarró de la pierna y me volvió a lanzar. Antes de impactar contra el suelo, apoyé mis manos e hice una voltereta. Fui corriendo hacia Sonic y este intentó patearme, pero yo lo agarré de la pierna y le di un puñetazo en la cara. En ese preciso momento, una imagen apareció en mi mente. Era una especie de espada con detalles color aqua. Además, parecía que esa espada me estaba llamando, ya que una voz decía “Búscame”. Por estar distraído pensando en eso, no pude evitar que Sonic me hiciera una barrida con el píe, haciéndome caer al suelo.
Sonic: ¿Tails, cuántas veces te hemos dicho Thunder y yo que no te distraigas en una pelea?
Tails: *me levanto* Perdí la cuenta. Pero no fue intencional. Una imagen apareció en mi cabeza de repente.
Sonic: ¿Qué tipo de imagen?
Tails: Era una espada y una voz me decía “Búscame”.
Sonic: ¿Cómo era esa espada?
Tails: Tenía detalles de color aqua y su punta era curva. ¿Por qué la pregunta?
Sonic: Yo conozco una espada que habla que se llama Caliburn. Creí que podía ser la que viste, pero me equivoqué. ¿Quieres seguir entrenando?
Tails: Está bien. *le doy una patada en el estómago*
Sonic: ¡Oye!
Tails: No te distraigas en una pelea. :P
Sonic me golpeó con un Spin Dash, haciéndome caer al suelo. Luego, se lanzó hacia mí intentando darme con su codo en el estómago, pero yo lo intercepté con un coletazo, mandándolo a volar hacia la puerta de la Revenge Tower.
Sonic: *choca contra la puerta* ¡Ugh! *cae al suelo*
Tails: *me levanto* ¿Te rindes o quieres más?
Sonic: Yo nunca me rindo, Tailsito. *va corriendo hacia mí e intenta patearme*
Tails: *bloqueo la patada con mis colas, me lanzo hacia Sonic y lo pateo en la cara* ¿Qué te parece eso, héroe de Mobius?
De nuevo me vino a la mente esa espada y esa voz que decía “Búscame”.
Sonic: *moviendo su mano frente a mi cara* ¡Tails! ¡Mobius a Tails! ¿Estás bien?
Tails: *reacciono* De nuevo tuve esa visión.
Sonic: Esto ya me preocupa. Primero las pesadillas y ahora esto.
Tails: Sonic, lo de las pesadillas ya está resuelto. ¿Pero qué significará esa visión?
Sonic: Quien sabe. Mejor dejemos el entrenamiento por hoy.
Tails: ¿Por qué? ¿Tienes miedo?
Sonic: No tengo miedo. Es solo que no me gusta pelear con alguien que se distrae así. Ya van dos veces que tienes esa visión.
Tails: *miro al cielo* Se está empezando a nublar. Mejor entremos.
Sonic: Me parece bien.
Los dos entramos a la Revenge Tower y, al instante, un delicioso aroma llegó a nuestras narices, haciéndonos levitar como en las caricaturas. Fuimos levitando hacia la cocina y, sobre la mesada, había una bandeja con deliciosas galletas con chispitas de chocolate. Yo iba a agarrar una de esas galletas, pero un matamoscas me dio en la mano.
Tails: ¡AAAAAU!
Jonibun: Esas galletas no se tocan.
Sonic: ¿Por qué no?
Jonibun: Son para mis padres. Están por regresar a Demon Hills.
Sonic: ¿Y no nos darías aunque sea unita?
Jonibun: No.
Tails: Por favor.
Jonibun: No.
Sonic: Por favor.
Jonibun: No.
Tails: ¡Plan B!
Sonic y Tails: *poniendo ojitos de cachorro y bajando las orejas* Porfaaaaaaaaaaaaaaa. :(

Jonibun: ¡Owwwwwwwwwwwwwww! ¡Cositas! Está bien. *nos da un plato con 8 galletas*
Tails: Gracias. *le doy un besito en la mejilla*
Jonibun: .///.
Sonic: *se tapa la boca, conteniendo la risa*
Tails: ¿De qué te estás riendo?
Sonic: De naaaaaaaaaaaaaaaaaaada. *sonrisa pícara*

Jonibun: Bueno, debo llevarles estas galletas a mis padres. *pone las galletas de la bandeja en una caja y se la lleva*
Sonic:
♫Tails tiene novia
Tails tiene novia♫

Tails: No es mi novia. Además, tú tienes novia y yo no digo nada.
Sonic: Si no es tu novia, ¿entonces por qué besaste su mejilla?
Tails: Fue una muestra de agradecimiento.
Sonic: *sarcástico* Si, claro. *normal* ¿Me das galletas?
Tails: No te doy nada por andarme molestando. *me comienzo a comer las galletas*
Sonic: Porfa.
Tails: No.
Sonic: *pone ojos de cachorrito y baja las orejas* ¿Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii?
Tails: Está bien. *le doy 4 galletas*
Sonic: Gracias. *me da un abrazo* ^w^
Tails: ¡Sáquese de aquí! *me lo quito de encima*
Sonic: Si el abrazo te lo hubiera dado Jonibun te hubiera gustado. ¿No? ¬w¬
Tails: ¡Cállate! *me como la última galleta que me queda*
Sonic: Cambiando de tema, me gustaría que me ayudaras con algo. Verás, Amy y yo estamos por cumplir un mes de novios y yo quisiera regalarle algo. ¿Qué puedo darle? *le da una mordida a una galleta*
Tails: Creo que deberías darle…
Supremacy: *entra, interrumpiéndome* ¡Tails, qué bueno que te encuentro!
Tails: ¿Por qué? ¿Pasa algo?
Supremacy: La espada Heaven Redemption ha aparecido en Mobius.
Tails: ¿Esa espada, de casualidad, tiene detalles color aqua y una punta curva?
Supremacy: Entonces la leyenda es cierta.
Sonic: ¿Qué leyenda?
Supremacy: Verán, cuenta la leyenda que el alquimista Cronos the Bat creó una espada capaz de amplificar los poderes de quien la posea. Cronos le regaló la espada a su amigo Reinald Light the Angel Fox y, cuando el zorro ángel tocó la espada por primera vez, esta se conectó a él. La espada, bautizada por Reinald como Heaven Redemption, estaba tan conectada a él que, al morir su dueño, desapareció.
Tails: Y como yo soy la reencarnación de Reinald, la espada está llamándome.
Supremacy: ¡Exacto!
Sonic: ¿Pero sabes dónde está la espada?
Supremacy: Según mis fuentes, está en el Páramo de las Almas Perdidas. ¡Andando!
Sonic: ¿Qué vayamos?
Supremacy: Si.
Sonic: ¿Al Páramo de las Almas Perdidas?
Supremacy: Si.
Tails: *mirando a Sonic* No me digas que tienes miedo.
Sonic: ¿Miedo, yo? No, señor.
Tails: Entonces, vayamos.
Los tres fuimos al garaje, donde estaba el Tornado X. Supremacy y yo habíamos subido, pero Sonic se hacía del rogar.
Tails: ¡Ya sube!
Sonic: Ya voy. *se acerca al Tornado X y luego se aleja* Si subo.
Tails: Por eso. ¡Hazlo ya!
Sonic: *se acerca al Tornado X y luego se aleja* Si subo.
Tails: ¡Hazlo!
Sonic: *se vuelve a acercar al Tornado X y se vuelve a alejar* Si subo.
Tails: ¡PERO YA, CARA**!
Sonic: Se aprovechan de mi nobleza. -_- *se sube a una de las alas del Tornado X*
Llegamos al Páramo de las Almas Perdidas en menos de lo que imaginábamos. Alrededor de ese lugar hay una leyenda que dice que ahí se encuentran atrapados los espíritus de los villanos que escaparon del infierno, por eso nadie se atreve a entrar.
Supremacy: *baja del Tornado X* ¿Listos para esto, chicos?
Tails: Yo nací listo. *bajo del Tornado X*
Sonic: Yo lo espero aquí.
Tails: ¡Ah, no! Tú vienes con nosotros.
Sonic: Ni creas. *se agarra fuerte del ala del Tornado X*
Tails: ¡Ven aquí! *vuelo hacia él, lo agarro de las piernas y lo comienzo a jalar*
Sonic: ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
Supremacy: *me ayuda a jalar a Sonic* ¡Vamos, Sonic!
Sonic: No quiero. >_<
Supremacy: Te vamos a dar Chili Dogs.
Sonic: Si quiero. *va a la entrada del páramo* ¡Vamos, señoritas! No vamos a encontrar a Heaven Redemption parados ahí.
Supremacy: *aterriza junto conmigo* Los Chili Dogs nunca fallan. *sigue a Sonic*
Tails: (¿Por qué no pensé en eso?) *sigo a Sonic y a Supremacy*

sábado, 24 de diciembre de 2016

Especial de Navidad 2016: Brindo por la familia

Amanecía, yo estaba en paños menores, cuando atacaron los ninjas… (Thunder: ¡ROUGE! Mira lo que me haces escribir.) (Rouge: Perdón. ^^U)
Bueno, de nuevo. Era un día precioso en Dulcelandia. Las flores cantaban su canción de amor… (Thunder: ¡CREAM!) (Cream: Perdón, señorita Thunder.)
Una vez más. Era Nochebuena y, como sucede cada año, Sonic, y Jonibun y Zack regresan a sus respectivos reinos para pasar Navidad con sus familias. Eclipse volvía a pasar las fiestas con nosotros y, como hace un año atrás, se peleaba con Tails para decidir quien ponía la estrella en el arbolito.
Eclipse: ¡Yo!
Tails: ¡Yo!
Eclipse: ¡Yo!
Tails: ¡Yo!
Eclipse: ¡Yo!
Tails: ¡Yo!
Shadow: ¡Ya basta los dos! Parecen perro y gato.
Tails: Perro será Eclipse, porque yo no.
Shadow: Tails, deja en paz a Eclipse. ¿Que Eclipse parece perro con moquillo? Si. ¿Y qué? ¿Que tiene dientes de bulldog rabioso? Si. ¿Y qué? ¿Que tiene el IQ de un piojo? Si. ¿Y qué? ¿Que es un repelente para las mujeres? Si. ¿Y qué?
Eclipse: *lo interrumpe* ¿Shadow, ya terminaste?
Shadow: No, déjame acabar. *vuelve a mirar a Tails* Eclipse será todo lo que quieras. Será flojo, inútil, débil, bruto, etcétera, etcétera, pero lo que tiene de idiota, lo tiene de bueno. Además,…
Eclipse: *pasa a su forma monstruo, agarra a Shadow y lo comienza a agitar como una coctelera* ¡CÁLLATE YA, LA CON*** DE TU MADRE!
Shadow: ¡Tails, auxilioooooooooooooooooooooooo!
Tails: *filmando con su celular* Cinco minutos más y te ayudo.
Thunder: *saliendo de la cocina junto con Fangs* ¿Qué cara** pasa aquí?
Tails: Que Eclipse está usando de sonaja a Shadow. XD
Thunder: ¡Eclipse malo! ¡Suelte a Shadow ya mismo!
Eclipse: Pero hermanita,…
Thunder: Sin peros. ¡Suelte a Shadow!
Eclipse: No quiero.
Thunder: Te doy chocolatito.
Eclipse: Si quiero. *suelta a Shadow*
Shadow: *se da la cara contra el suelo* ¡Au! *se levanta* Eso duele.
Eclipse: *vuelve a la normalidad y comienza a brincar como niño chiquito* ¡Chocolatito! ¡Chocolatito! ¡Chocolatito! :3
Thunder: Está bien. Te daré tus chocolatitos.
Pero busqué en mis bolsillos y nada. Busqué en la alacena y nada. Busqué en mi cuarto y nada. Había sequía de chocolatitos en la Revenge Tower.
Thunder: Eclipse, no hay ni un solo chocolate aquí. ¿Te los puedo pagar otro día?
Eclipse: Mi querer chocolatitos y quererlos ahora. Y si no me dan chocolatitos, se arma la podrida.
Thunder: Conmigo las amenazas no van, queridito.
Eclipse: ¡Ay, se viene el llanto! ¡Se viene el llanto! ¡Se viene el… *comienza a llorar, saliéndole cataratas por los ojos (como en las caricaturas)* ¡BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! ¡NO ME QUIEREN DAR CHOCOLATITOS!
Shadow: *tapándose los oídos* ¿Thunder, no deberíamos calmarlo?
Thunder: *tapándome los oídos yo también* Ya tranquilízate. No va a llorar por siempre.
Pero, una hora después, Eclipse había inundado todo con sus lágrimas. Y continuaba llorando el hijo de pu**.
Eclipse: ¡BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!
Thunder: *saco mi billetera y le doy un billete de 100 rings a Shadow* Mejor ve al supermercado y cómprale sus chocolates antes de que inunde toda la ciudad.
Shadow: ¿Por qué no se lo pides a Tails?
Thunder: Porque tú eres más rápido.
Shadow: Olvídalo. Yo no soy tu mandadero.
Thunder: ¿Prefieres que Eclipse siga llorando y rompiéndonos las pelotas?
Shadow: No. Antes preferiría salir con Mía.
Thunder: Pues ve y compra esos chocolates. ¡Y RÁPIDO, CARA**! *lo saco de una patada en el cu** de la Revenge Tower XD*
Shadow: *cae al suelo y se levanta, sobándose el cu*** Algún día, será ella quien salga de ahí con el cu** pateado. *se va*
(Narra Shadow)
¿Por qué siempre tengo que ceder a sus caprichos? ¿Por qué tuvo que ofrecerle chocolates a Eclipse a cambio de que me soltara? ¿Por qué tuve que abrir mi bocota para defenderlo de Tails? ¿Por qué no dejé que se matarán entre si? ¿Y por qué cara** estoy haciendo estas preguntas? Quien sabe. Siguiendo con la historia, fui camino al supermercado a comprar los chocolates para Eclipse. Pero adivinen con quien me encontré en el camino.
Mía: ¡Shadikku! *me abraza*
Shadow: (¿Por qué a mí?) *en un tono cortante* Hola, Black.
Mía: *me suelta* ¿Por qué tan frío? Esa no es forma de hablarle a tu novia.
Shadow: ¿Cómo decir esto sin herir tus sentimientos? ¡NO SOY TU NOVIO, NUNCA LO VOY A SER Y SI TUVIERA UNA NOVIA ALGUNA VEZ, NO SERÍA UNA PU** COMO TÚ! ¡ENTIENDE DE UNA JO**** VEZ QUE NO ME GUSTAS NI MIER**!
Mía: *con los ojos llenos de lágrimas* ¿Qué… has dicho?
Shadow: ¿Eres sorda o qué? Dije que no me gustas. Adiós. *sigo mi rumbo*
Mía: *llorando* ¡BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! ¿POR QUÉ NO ME QUIERE?
Conseguí los chocolates rápido y volví a la Revenge Tower. Cuando abrí la puerta, un mar de lágrimas me cayó encima.
Eclipse: ¡BUAAAAAAA! *deja de llorar al olfatear los chocolates* ¡Chocolate! ¡Chocolatititos! *va corriendo hacia mí y se me tira encima, abrazándome* ¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Te quiero! *me comienza a dar besos en las mejillas y en la frente*
Shadow: *tratando de quitarme a Eclipse de encima* ¡Thunder, Tails, Fangs, auxilio!

Tails: *filmándonos con su celular* ¡Ay, qué lindo! A mis seguidores en Youtube les gustará esto.
Thunder: Lo siento, Shadow. Pero entre que Eclipse te use como sonaja y que te coma a besos, prefiero lo segundo.
Fangs: *nos saca una foto* ¡Chao chao! [¡Un recuerdito!]
Mía: *llega y nos ve a Eclipse y a mí* ¿What a fuck? ¿Por qué a él lo dejas hacerte eso y a mí no?
Shadow: Yo no lo estoy dejando.
Mía: *me jala del brazo y me abraza, mirando a Eclipse de mala manera* ¡Déjalo en paz! ¿No ves que prefiere estar conmigo?
Shadow: Bueno, tampoco la pavada.
(Nota: Una pavada es una tontería. Además, “Tampoco la pavada” significa “No es para tanto”.)
Eclipse: ¡Oye! *me agarra del brazo y me jala* Shadow no te quiere.
Mía: ¡OYE! *me agarra del otro brazo y me jala, Eclipse me agarra del otro brazo e intenta impedirlo, pero como Mía es más fuerte que él, termina cediendo* ¡Ja! ¡Te gané!
Eclipse: *pasa a su forma monstruo, me vuelve a agarrar del brazo y Mía y él comienzan a tironearme* ¡Suéltalo!
Mía: Ni loca. Es miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiío.
Eclipse: ¡Miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiío!
Mía: ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío!
Eclipse: ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío!
Shadow: ¡Auuuuuuuuuuuuuuuuuuu! No soy un juguete. >_<
Mía: ¡SHADOW ES MÍO!
Shadow: Preferiría darle un beso de lengua a Eggman.
Eclipse: ¿Ves? No te quiere.
Mía: Porque Thunder le mete porquerías en la cabeza.
Thunder: *agarro a Shadow del mismo brazo del que lo está agarrando Eclipse* No me culpes a mí de tus defectos, Black. *ayudo a Eclipse a jalar y los dos logramos hacer caer a Mía*
Mía: *se levanta* ¿Defectos, yo? ¡Por favooooooooooooooooooor! Lo dice la heroína que fue declarada por varias agencias de gobierno y ministros religiosos como mala influencia para los jóvenes en general.
Thunder: ¡Cállate, pen****! A ti te dicen “barrera de peaje” porque te levantan por unos billetes.
(Nota: ¿Es necesario que traduzca lo que significa eso?)
Tails, Shadow, Fangs y Eclipse: XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Mía: Y a ti te dicen “palito de yerba”. Nada en el mate.
(Nota: El mate es una infusión argentina (creo que de otros países también). También se le dice “mate” a la cabeza.)
Thunder: Eso no es cierto. Todo el mundo sabe que soy más inteligente que tú.
Mía: Claro que no.
Thunder: Claro que si.
Mía: Claro que no.
Thunder: Claro que si.
Mía: Si hubiese un concurso de idiotas, tú lo perderías por idiota.
Thunder: Y tú ni entrarías a ese concurso.
Mía: Claro que no.
Thunder: Porque en los concursos no aceptan profesionales.
Eclipse: *en su forma normal* Otro buen chiste, hermana.
Mía: ¿Hermana? *mira a Shadow* ¿Este fenómeno besucón es tu hermano?
Shadow: De hecho, Eclipse es nuestro primo, pero él nos llama “hermanos”.
Mía: (¡Idiota! ¡Idiota! ¡Idiota! Echaste a perder una oportunidad de tener un aliado para ganar el corazón de Shadow. Ya suficiente tenía con no caerle bien a la hermana. ¿Por qué me pasa esto a mí?) Tengo que irme. *se va*
Eclipse: *levantando el brazo de Thunder* Señoras y señores, la ganadora por abandono es Thunder Dark the Vamp Hedgemouse.
Thunder: Gracias, Clipsey. ^w^
El nivel de idiotez de Black es extremo. Ese es uno de muchos motivos por los que nunca seré su novio. Y el que sea una de los enemigos de mi querida hermanita no ayuda. Si he de ser sincero, la chica que quiera ser mi novia tendrá que ser buena, respetar mi espacio y querer a mi hermana. Si odia a Thunder, es como si me odiara a mí, porque Thunder técnicamente es una parte mía. Siguiendo con la historia, Tails e Eclipse volvieron a discutir respecto a quien coloca la estrella en el arbolito, Thunder volvió a la cocina a hacer los manjares con los que agasajará a la familia y Fangs, bueno, sigue siendo Fangs. En cuanto a mí, como no había nada que hacer, fui a dar una vueltecita por ahí. Pero creo que no fue buena idea, ya que…
Mía: *se acerca a mí* Hola, Shad.
Shadow: No quiero lidiar contigo, niña.
Mía: No vine a acosarte. Solo vine a invitarte a la cena de Navidad que estoy organizando.
Shadow: No puedo. Thunder está organizando una cena de Navidad y no puedo fallarle. Digo, lo primero es la familia.
Mía: Entiendo. *suspiro triste* Será otra Navidad que pasaré sola con Angélica y Lisa.
Shadow: ¡Un momento! ¿Y tus padres? ¿Por qué no fuiste a tu reino a pasar las fiestas con ellos?
Mía: Mis padres nos exiliaron a Angélica y a mí cuando éramos niñas. No podemos volver a nuestro reino. Lisa es lo más cercano que tenemos a una familia. Bueno, mejor no te quito más el tiempo. *se empieza a ir*
Shadow: (No puedo creer lo que estoy por hacer.) Mía, espera.
Mía: *se detiene y voltea a verme* ¿Qué pasa?
Shadow: ¿Qué te parecería pasar la Navidad conmigo y mi familia?
Mía: ¿Lo dices enserio?
Shadow: Si. Solo te pido que Angélica, Lisa y tú no saquen de quicio a Thunder. ¿Qué dices?
Mía: Estaré encantada de ir. ¿Pero qué va a decir tu hermana de esto?
Shadow: A Thunder le gustará la idea. Tenlo por seguro.
Después,…
Thunder: ¡Ni en pedo!
Shadow: Thunder, ellas están solas y no tienen a nadie. Además, le prometimos a María que haríamos feliz a la gente de Mobius, y eso incluye a Mía y su equipo.
Thunder: ¿Para que después vuelvan a ser las mismas pu**s fresas desagradables de siempre? No, gracias.
Shadow: Thunder Dark the Vamp Hedgemouse, me decepciona tu actitud. Es Nochebuena y mañana Navidad. Y en Navidad uno debe pensar en los demás.
Tails: Detesto decirlo, pero Shadow tiene razón. Seguramente, es lo que María haría.
Thunder: Aunque uses a María contra mí, no voy a ceder.
Tails: Porfa. *pone carita de cachorrito triste*

Thunder: Cuando yo digo que no, es no.
Después,…
Mía: *entrando a la Revenge Tower, con un Bitel Toné en las manos* Hola. Gracias por invitarnos. ¿Dónde puedo dejar esto?
Thunder: Déjalo sobre la mesa.
Angélica: Espero que haya una ensalada en el menú. Estoy a dieta y no quiero perder mi figura.
Tails: Hay ensalada de papá.
Lisa: ¿Y mi Sonikku?
Thunder: Está en su reino con su familia. (Trágame, Mobius.)
(Vuelve a narrar Thunder)
¿Creen que para mí es fácil tener a esas tres hijas de pu** en mi casa en Nochebuena? Pues no lo es. ¿Por qué cara** no puedo resistir que Tails me ponga cara de cachorrito? Él sabe que siempre cedo cada vez que hace eso. Siguiendo con la historia, poco después, llegaron Hood, mis padres adoptivos, Diamond, el tío Merlin y Cloud. Me costaba disfrutar la velada. Mía me miraba con presunción cada vez que decía alguna indirecta contra mí. Tenía ganas de saltarle a la yugular y darle una, pero les prometí a Shadow y a Tails que me portaría bien. Hasta que…
Mía: ¿Y saben qué más? Las cenas que yo hago son un poco mejores. Al menos no se consume tanta grasa. Pero bueno, hay quienes tienen la grasa tan incorporada que no pueden evitar incorporarla a la comida.
Thunder: *apretando los puños* (¡Cálmate, Thunder! ¡Déjala vivir!)
Mía: ¡Por favooooooooooooooooooooooooooooor! Quien haya enseñado a cocinar a Thunder debió de ser más grasa que ella. Es la única explicación que se me ocurre.
Thunder: *me paro de una, golpeando la mesa con mis puños, tan fuerte que casi la tiro abajo* ¡ESCÚCHAME BIEN, PU** DE MIER**! ¡DE NINGUNA MANERA TE VOY A PERMITIR QUE LE FALTES AL RESPETO A MARÍA! ¡YO NUNCA QUISE QUE ESTUVIERAS EN ESTA CENA EN PRIMER LUGAR! ¡PERO CLARO, LA PRINCESA MÍA BLACK SIEMPRE SE TIENE QUE SALIR CON LA SUYA! ¿NO? ¡AHORA VETE DE AQUÍ SI NO QUIERES QUE TE RELLENE DE DULCES Y TE USE COMO PIÑATA EN MI PRÓXIMO CUMPLEAÑOS!
Mía: *un poco asustada, pero mostrándose tranquila* Está bien. Sé cuando no me quieren. ¡Vámonos, pandilla! *ella y su equipo salen de la Revenge Tower*
Thunder: *camino hacia la puerta* ¡Y NO REGRESEN! *doy un portazo*
Shadow: ¡Thunder!
Thunder: ¿QUÉ?
Shadow: ¡A MÍ NO ME GRITAS!
Thunder: ¡TE GRITO PORQUE ES TU CULPA!
Shadow: ¡YO SOLO QUISE HACER UNA BUENA ACCIÓN!
Tails: Thunder, Shadow, no griten. Estamos celebrando Nochebuena. Esta fecha no es para pelear.
Thunder: También es tu culpa.
Tails: ¿Perdón?
Thunder: Tú nunca te pones de acuerdo con Shadow, y una vez que lo haces, me ca**s la noche.
Amadeus: ¡Hija, cálmate! No le hables así a tu hermanito.
Thunder: ¿QUE ME CALME? ¿CÓMO QUIERES QUE ME CALME, PAPÁ? QUERÍA PASAR UNA NOCHE TRANQUILA Y TUVE QUE AGUANTAR LAS INDIRECTAS DE ESA PU**. NO LE DIJE NADA SOLO PORQUE PROMETÍ SER EDUCADA. DEBÍ ECHARLA A PATADAS APENAS ENTRÓ. NO…
En ese preciso momento, Shadow me interrumpió de una bofetada. Todos (incluyéndome) lo miramos atónitos. Él nunca me había levantado la mano antes. Más que atónita, estaba en shock.
Shadow: ¡Tranquilízate! ¿Quieres? Estamos todos reunidos para celebrar Nochebuena y tú lo estás arruinando todo con tus gritos. Eres una heroína, pero te estás comportando como una niña caprichosa y mimada. ¡QUISIERA QUE NO HUBIERAS NACIDO NUNCA!
Ya había escuchado esas palabras antes, pero no de él. Eso era lo que más me dolía. Mis ojos se llenaron de lágrimas, pero no iba a llorar frente a Shadow. Thunder Dark the Vamp Hedgemouse jamás llora en medio de una pelea.
Thunder: ¡BIEN! Si estoy arruinando todo, lo mejor será que festejen sin mí. ¡Adiós! *me voy, con paso firme y furioso, y cierro la puerta dando un portazo y tirándola abajo*
Ni siquiera me fijaba por donde iba. Solo caminaba mirando el suelo y repasando en mi mente esa discusión. Shadow y yo habíamos discutido antes, pero no así. Esa perra de Mía siempre buscó la forma de hacer mi vida miserable, pero nunca lo logró… hasta ahora. Shadow siempre fue mi inspiración, mi maestro, mi guía, quien siempre me dijo que tenía que ser yo misma y enorgullecerme de eso… Parte de lo que soy se lo debo a él. Por eso duele tanto escuchar lo gritándome “¡QUISIERA QUE NO HUBIERAS NACIDO NUNCA!”. Seguí caminando sin rumbo hasta que, sin darme cuenta, había llegado a una gran colina. Subí la colina y me senté en un tronco que había ahí, recordando todas las Navidades que había pasado con Shadow, el profesor Robotnik y María en el Ark. Mis lágrimas empezaron a escapar de mis ojos al recordar esos momentos felices, momentos que siempre estarán en mi corazón.
Thunder: (¡Profesor Robotnik! ¡María! ¡Los extraño tanto a los dos!)
María: *aparece frente a mí* ¡Thunder!
Thunder: ¿María? No, debo estar alucinando.
María: No alucinas. Realmente soy yo. *acaricia mi cabeza* Sé lo que pasó. Pero déjame decirte que se te pasó un poco la mano allá.
Thunder: Tal vez si, pero esa loba de mier** te insultó y yo no lo iba a permitir.
María: Lo entiendo, pero me refería a que no debiste gritarle así a Shadow. Él tuvo buenas intenciones. Quizás no fue buena idea, pero al menos intentó hacer un bien.
Thunder: Lo sé. Y también me desquité con Tails y le grité a mi papá del corazón. Arruiné la Nochebuena.
María: No digas eso. Aún hay tiempo para repararlo todo. ¿Por qué no regresas y te disculpas?
Thunder: Gracias. Eso haré.
María: Debo irme.
Thunder: ¿Te volveré a ver?
María: Quien sabe. Pero siempre estaré contigo *pone un dedo sobre mi frente* aquí *pone el mismo dedo en mi pecho* y aquí. Adiós y felices fiestas. *desaparece*
Shadow: *llega junto con Tails* ¡Thunder!
Thunder: ¿Cómo supieron que estaba aquí?
Tails: ¿Olvidas que hay un rastreador en tu comunicador?
Thunder: Cierto. XD
Shadow: Solo quería disculparme contigo. No debí invitar a Mía y las suyas a nuestra cena familiar. Me dejé llevar por la lástima. Me estaba comportando…
Thunder: *lo interrumpo* ¿Cómo yo, verdad? Sé que no me porté bien, pero sigo firme en lo que pienso de Mía. Tu intención fue buena, pero a veces eso no basta. Aunque a veces me enoje contigo, para mí siempre vas a ser mi modelo a seguir.
Shadow: ¿Eso significa que está todo perdonado?
Thunder: Claro que si, hermanucho.
Tails: ¡Ejem!
Thunder: ¡Ah! Y perdóname por haberte respondido así, Tails. Me desubiqué.
Tails: Todo perdonado, hermanita.
Thunder: Vengan aquí. *nos abrazamos los tres* Son los mejores hermanos que me tocó tener. Los quiero. ^^
Tails y Shadow: Y nosotros a ti. ^^

Como faltaba poco para medianoche, nos teletransportamos a la Revenge Tower. Después de que me disculpara con papá, todos levantamos nuestras copas, esperando la Navidad.
Thunder: Antes de que sea Navidad, quiero hacer un brindis. Quiero brindar por la familia, ya que es nuestro refugio ante las tempestades. Sé que en el mundo de hoy no se habla mucho de eso y haya quienes no le den importancia, pero la familia son quienes nos marcan el rumbo en la vida. Cada vez que me levanto, le agradezco al destino el tenerlos a ustedes a mi lado. Por eso quiero dedicarles este brindis a ustedes y a todas las familias de Mobius y del universo.
Eclipse: *eructa*
Todos (menos Eclipse): ¡Eclipse!
Eclipse: Perdón. Se me pasó la mano con las gaseosas. ^^U
Rosemary: *mirando su reloj* Ya falta poco.
Todos: 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1. ¡Feliz Navidad! *chocamos las copas*
Después de eso, siguió todo normal. Fuimos a ver los fuegos artificiales e intercambiamos regalos, aunque Eclipse seguía eructando cada dos por tres. Creo que no debí comprar tanta Coca-Cola. ¿Pero qué se le va a hacer? Me encanta. Y les digo, queridos amigos, valoren a su familia. Sé que a veces es un fastidio y hay diferencias, pero uno debe entender que las igualdades de una familia son más profundas. Eso es todo. Y también quiero decir... ¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!